02
Ene
09

Las jugadas judeoamericanas.

0003_bandera_us_200x133 La predilección por el supuesto presidente pacifista norteamericano de los medios de comunicación mundiales, ese que presuntamente dará una nueva visión multilateral a la política exterior del Imperio es un error de facto.

Lo decíamos antes de las elecciones. La política exterior de Washington no se circunscribe a una estrategia cuatrianual, ni incluso en las claves de bimandatos republicanos o demócratas. Al igual que la estrategia geopolítica, que la carrera nuclear y militar sostuvo contra la URSS durante décadas. Y que dio como resultado, el que los EEUU acabaran siendo unica superpoten.cia , resultado del agobio económico y tecnológico en el que se encontró el antaño enemigo estratégico. Al declarar los EEUU la puesta en marcha del famoso escudo antimisiles -lo que supuso la confirmación económica del derrumbe soviético en la inevitable caída del muro- no fue el anticomunismo del Karol Wojtyla y sus rezos, sino la estrategia económica-militar americana la que acabó con el peligro rojo. La estrategia norteamericana actual y por extensión Israelita, se circunscribe en esa misma linea.

La geoestrategia militar norteamericana nos hace pensar en una evolución de décadas y con varios mandatos alternativos. En este caso, creo necesario pensar, que la nueva política beligerante tiene como punto de partida el 11-S. Muy controvertido por su parte, casi , un muy seguro segundo ataque Pearl Harbor. Este supuesto ataque, provocó la unanimidad absoluta en el congreso americano para un incremento del gasto militar astronómico de un 53 % (47% del total mundial), la aparición de leyes antiterrorismo contraviniendo las leyes democráticas y como no, la introducción en la puerta trasera de Israel, de miles de jóvenes americanos para defender su zona de influencia. En definitiva, una preparación republicana, para una expansión imperialista demócrata.

La estrategia norteamericana, y por extensión Israelita, se circunscribe en esa misma línea. No podemos hablar de una línea de Barak Obama, ni McCain. La política militar y económica de los EEUU es de mucho más amplio espectro. Solo los progresistas de medio pelo, se lo creen y evidentemente el populacho mal “tele-informado” también.

Uno prometía más guerra en Afganistán, otro más intervención en Irak. Pero los verdaderos candidatos populares, que si no fuera por carecer de miles de millones de dólares hubieran tenido su sitio en estas últimas elecciones; Ralph Nader y David Duke. Este último, perseguido por el sistema hegemónico de poder, la famosa IAPAC (The American Israel Public Affairs Committee).

Por supuesto, la victoria de Barak Obama en las pasadas elecciones presidenciales estadounidenses, parece preferible a ojos del vulgo, pero analicemos la situación.

Es un voto claramente racial, el 94% de los votantes negros han votado por un mulato. La minima diferencia de 52% frente al 48% entre las dos opciones, en un final del 2008 de crisis generalizada, y una política exterior de aparentes guerras absurdas para el norteamericano medio. Indica, una sociedad totalmente y racialmente dividida.

yanky_323x2591El resultado, si no hubiera tenido el voto racial negro como contrapartida, hubiera sido mucho mas pronunciado. Es casi, racional el pensar que poner a una candidata, como Sara Palin, es un descalabro político, casi de chiste. Es parte del plan para que ganen los demócratas. Todo esto unido a un último intento, a la desesperada de sostener ilusoriamente a los EEUU en la hegemonía mundial.

Ya hemos podido observar la nula diferencia entre ambos partidos en cuanto se refiere al apoyo del estado frente a los verdaderos dueños del país, la banca especulativa. De hecho el pasado mes de septiembre, el plan Bush para destinar 700.000 millones de dólares a éstos, fruto de una gestión delictiva y basada en la usura y avaricia in extremis. El plan habría prosperado en la primera votación si los congresistas republicanos lo hubieran apoyado en la misma proporción en que lo hicieron los congresistas demócratas. Al igual que en España, el PP, vota al unísono todo aquello que el PSOE proclama para al banca y grandes fortunas. En los EEUU, como en España, no hubo propuesta alternativa demócrata para controlar los bancos salvados por el Estado, o para ni siquiera reorientar la ayuda pública a favor de quienes tienen que pagar las hipotecas de sus casas.

Obama no es ni una alternativa en política exterior ni interior. Su promesa de cambiar el mundo no es más que un ejercicio retórico, solo con base en una capitalización del descrédito de George Bush. Es más, ya antes de siquiera su nombramiento, la mentira y el descrédito de quienes le han puesto en el poder, esta vislumbrándose -a la fuerza- por los últimos casos aparecidos.

El descubrimiento de que el banco Golmand Sach, recientemente en quiebra por actos delictivos, ha donado sumas astronomitas a la campaña demócrata. La reconocida y pública contribución del judío Bernard L. Madoff, autor de la mayor estafa piramidal de la historia (50.000 millones de $) a las arcas del mulato. Llegándole a entrar tanto dinero en su caja electoral, que rechazo 84,1 millones de subvenciones federales. O el reciente escándalo, del gobernador corrupto de Illinois, Rod Blagojevich, en el feudo de Obama. Con declaraciones en un marcado lenguaje mafioso. Como podemos leer en el País 14 diciembre:” Y, de pronto, surgió el fenómeno Obama, que era un miembro del senado local de Illinois, en Springfield. A los congresistas de Springfield se les menospreciaba en Chicago; se les conoce como hongos, por que se dice viven en la oscuridad y se alimentan de basura. De ese mundo oscuro, salió Obama”

El pasado mes de marzo, en un discurso que pronunció en Grenensburg, Obama, afirmo que “mi política exterior desea una vuelta a la política realista y bipartidista del padre de George Bush, de John Kennedy y en ciertos asuntos de Ronald Reagan”.

La política realista de G. Bush padre, incluyó la invasión de Panamá y la primera guerra de Irak, así como sus continuas e ilegales incursiones aéreas de bombardeo estratégico sobre Irak. Kennedy inició la implicación de Washington en Vietnam. Reagan impulsó los terribles conflictos en Centroamérica de los años 80, la invasión de Granada o los repulsivos bombardeos sobre Libia.

22-nino-gazaSin olvidar que los demócratas históricamente han introducido a los EEUU en todas las guerras de expansión: Wilson en la I Guerra Mundial, Roosevelt en la II G.M., Truman en Corea.

En el fondo la elección de Obama, en la campaña mas faraónica de la historia, con un dispendio de 600 millones de dólares, el doble que su oponente. Todos de la mano del “stablishment” son una demostración de poder del lobby sionista. “Ponemos a quien queremos, cuando y como queramos” La confirmación de sus dos principales consejeros del mismo poder racial, demuestran lo afirmado.

Obama ha declarado que proseguirá la guerra en Afganistán y amenaza con extenderla a Pakistán. Ha declarado que un Irán con armamento nuclear es inaceptable y que por lo tanto, habrá que impedir que lo obtenga, primero por la vía diplomática y segundo por la militar.

Las estrategias militares, fuera de todo discurso electoral vacío de Obama siguen su curso.

Israel, el estado nacido de la sangre y de la dominación por las armas de un territorio que no es suyo, marca, con este bombardeo sangriento y la matanza de 405 personas y más de 1 5 00 heridos no el final de la etapa Bush. Sino el comienzo de una guerra total en el oriente medio. Israel, como siempre esta dando un mensaje al nuevo gobierno que ha nacido, como decimos del hastío estratégico republicano como de la financiación de Golmand Sahcs & Bernard Madoff.

Irán, sabedor de que es el punto de mira del Ejercito Israelita-EEUU, juega su baza moviendo ficha y creando una base en Eritrea. Con el consentimiento de este país, ha enviado tropas, barcos, submarinos y misiles de largo alcance. Eritrea ha cedido su puerto más importante a la flota de Irán, con lo que en estos momentos Irán seria capaz de no solo de cerrar el estrecho de Ormuz (40 %del paso petrolero mundial), sino también el mar Rojo y con ello el canal de Suez.

De paso Irán, a cambio reconstruirá la refinería que los rusos dejaron a medias.

http://www.espejoaeronautico.com/index.php?scp=news&id=6450

Un intento de prepararse ante su única y verdadera arma. Cerrar los estrechos de paso del petróleo mundial en el caso de que los EEUU ataquen.

El apoyo de Hussein Obama a la causa Israelita y por tanto al genocidio del pueblo palestino es parte de su propio y rápido ascenso en el aparato demócrata. Obama, seguirá una línea mucho mas dura incluso que su predecesor, el margen de prestigio mas “humano” de su persona, se ira perdiendo lentamente durante su mandato mientras los halcones, actuaran entre bambalinas . Obama encabeza una estructuradísima maquinaria política, económica y mediática, capaz de encauzar televisivamente el descontento ciudadano, pero que no ha sido construida por ese descontento.

Ha demostrado además lo bien imbricadas, que están las redes planetarias de los grandes grupos mediáticos, prensa, TV y radio han cantado a la vez las excelencias futuras de un presidente que hace 4 años no era nada, solo un mulato al que el “dedo todopoderoso” del dinero le ha marcado.

Al igual, que el inefable Zapatero es un fracaso para la política española, y evidentemente salvando las diferencias intrínsecas de los respectivos países, Obama será un fracaso para la paz mundial, para los “progres” primero y la confirmación de la última “jugada” del lobby en su dominación planetaria.

La ingenuidad de los que han dado su voto en los EEUU y su apoyo incondicional en el resto del mundo, esperando a Obama como un mesías redentor que rechace la política militar imperial y defienda un proyecto socioeconómico redistributivo y sostenible, van a ser muy pronto desenmascaradas. EL presidente electo, el del “cambio” y la “esperanza”, no ha dicho absolutamente nada de la masacre perpetrada por el ejército israelita, que armado por la industria americana, se prepara para una nueva era de muerte y expansionismo bajo el mandato de un demócrata, mulato y como muy pronto podremos ver, lacayo. Obama mientras tanto, el pacifico Obama, disfruta de las playas de Honolulu a la vez que el ejercito judío mata a cientos de personas en Gaza. Este es el principio de su mandato.

1230028669_1¿Cuál será el final?

Martín Vargas Ramos.


0 Responses to “Las jugadas judeoamericanas.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2009
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  









A %d blogueros les gusta esto: