09
Ene
09

las mentiras, la verdad y la ruina

Se dice que no se puede presumir ni de salud ni de dinero; puesto que ambas cosas se notan a simple vista; y la salud del Estado español y el dinero del mismo, está por los suelos.

Lo han tapado todo lo que han podido quienes nos han llevado a la ruina, pero la ruina avanza a pasos agigantados y ya no pueden ocultarla; son las propias cifras publicadas las que nos dicen la cruel realidad económica que infinidad de inútiles administradores, dirigidos por los aún más inútiles político dirigentes, nos han llevado; así pues preparémonos para lo que aún está por llegar pues “el baile sólo ha hecho más que empezar”; veamos el por qué de este crudo preámbulo. Lean con atención y tomen nota:

“Ya no hay ninguna duda. La crisis crediticia internacional le ha pillado a España con el pie cambiado. En el peor momento. Los mercados de dinero -en particular el interbancario- están secos por falta de liquidez, pero la deuda externa del país no para de crecer. Hasta el punto de que, según los últimos datos que obran en poder del Banco de España, supera por primera vez el umbral de los 1,68 billones de euros. Es decir, el 160% del Producto Interior Bruto. Y lo que es todavía más relevante: lejos de disminuir continua creciendo de forma acelerada. En los últimos doce meses (tercer trimestre de 2008 sobre el mismo periodo del año anterior) ha crecido en nada menos que en 144.048 millones de euros. En términos relativos, se trata del porcentaje más alto jamás alcanzado por la economía española, y para hacerse una idea de lo que representa su evolución hay que tener en cuenta que hace apenas cuatro años (en el cuarto trimestre de 2004) el endeudamiento exterior equivalía a 906.924 millones de euros, lo que supone un increíble incremento de 778.703 millones en apenas cuatro años en términos absolutos”. (Cotizalia: El Confidencial.com: 02-01-2009)

O sea que el nefasto Zapatero y sus inútiles ayudantes, en el período de desgobiernos que llevan, han casi duplicado la deuda exterior. Traten de transformarlo a pesetas y escriban la cifra, verán la tira de dígitos que se necesitan… luego dividan por los habitantes que dicen estamos hoy, y carguen todo ello en una cuenta imaginaria. Puede ser que en el “dos mil ciento cincuenta” aún coleen estas deudas, acumuladas en esta nueva época de “progreso”… y si quieren que se les pongan los pelos como escarpias vean la deuda que tenía España en 1976; son datos oficiales y por tanto públicos y al alcance del que quiera averiguarlos.

Pero aquí no acaba todo, puesto que lo peor viene de camino; ya que al no tener fondos propios, el Estado (nosotros como paganos) tiene que seguir endeudándose y además, debido a todo ello, la deuda que emite será cargada con porcentajes extras, suponiendo que los compradores la acepten; puesto que si la situación empeora pueden llegar a rechazarla por “insegura”… o sea, un horizonte como de… “boca de lobo”.

Como quiera que las exportaciones vienen mermando constantemente y de ahí la brutal deuda neta… (“Según los datos oficiales, el saldo entre los activos y los pasivos se sitúa en 818.127 millones de euros, cifra jamás alcanzada por la economía española”)… y si siguen cerrando fábricas o trasladándolas a países donde sus costes son menores; imaginemos la que se nos viene encima… y pidámosle a todos los dioses que no falle el turismo (que por lógica va a bajar bastante) pues si falla este hasta ahora mejor soporte de toda la economía española y que viene desde las épocas más prósperas de los gobiernos de Franco… “entonces apaga y vámonos”… pero no nos podemos ir… la inmensa mayoría tenemos que quedar aquí aguantando.

¿Qué se necesita en este país (o lo que ya sea) para que dimitan gobiernos en pleno y antes que ellos, cientos o miles de inútiles administradores del dinero público?… y aún “dicen que dicen las encuestas”… que el votante sigue prefiriendo a estos fracasados hasta el desastre… no puede ser verdad, las estadísticas, ya se sabe; las amañan y dicen lo que quieren que digan… “pero en la calle todo lo que se oye son pestes y esas pestes llegan a todo el arco político”.

Antonio García Fuentes


0 Responses to “las mentiras, la verdad y la ruina”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2009
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  









A %d blogueros les gusta esto: